21.5.06

Bola de fuego, se apaga tras la cordillera costera. Me nubla la vista, y tuerce los colores en sombras que se deslizan... No en mi cuerpo, en la corniza. La nube negra contiene mi enfermedad, más perdida que la incólumne risa... que la difunta vida. Que el pavilo deshidratado! que las piedras enfrascadas viviendo sin mar, y con más cloro que oxígeno, se secan sin algas, son piedras de agua salada!! Que la pluma mutada en lápiz, y la paloma con forma de greda y dibujos smaltados, y el diccionario que apoya mi lengua, deja de tener hojas por ser antónimo... Como la cortina caída de día, y la que me deja ver la luna en las noches, se acurruca en una esquina, se conmueve con mi risa, y se desliza. El librero que me ataca, me agota ser la cuota de literatura espectante, agonizante sin lector, difunta a ratos, moribunda sin respuesta, se congelan en mis ojos sonrojados sin sus letras!! que me enferman de locura!!!! ( con historias cuerdas- en lapsos) también ficticias, como el puño que no se paraliza, porque espera que la página acabe, como la bula en un retiro.-

4 comentarios:

MiltoN dijo...

OYE MUCHACHITA...

me gusto monton el poema...
pense que no era tuyo, cuando lo vi en tu flog
pero ahora que lo veo aqui
entiendo claramente...

ta muy bueno!

aaaaa
lo que ayer pusiste en mi blog
nu lu entendi=(
como que no se...
ahhhhhhh
ya!
bueno...
ah... otra cosa
eso era un cuento,
en ningun caso, las historias vertidas en esas lineas corresponden a la realidad, y cualquiera similitud
solo son coincidencias...
[[aunque igual tiene metaforas]]


cariños!

Anónimo dijo...

im so sick :l

Anónimo dijo...

almi.

:***

i? dijo...

Son piedras de agua salada...

:(

Lo siento.. me llegó esa frase.